• beonit

Ilusión y actitud positiva, claves en el primer taller piloto de innovación

El piloto surge de la importancia de recibir desarrollo ad-hoc competencial para ser mejores en el trabajo


  • En el taller participaron 70 personas del equipo de beon fashion que prestan servicio al cliente líder en distribución de moda

  • La innovación fue la competencia elegida por ser importante para el cliente

  • La continuidad en el aprendizaje garantizará su aplicación práctica


A mediados del mes de septiembre tuvo lugar el primer taller piloto de innovación impartido por el director del área de Crecimiento de beonit, Richard Brown, con el propósito de ilusionar a través de un aprendizaje dinámico, enérgico y útil, dentro del programa de crecimiento de beonit “Cátedra Triple A”.



Los 70 participantes disfrutaron del mismo en tres turnos, con una duración de una hora cada uno. Además, el taller va complementado con dos sesiones de coaching que garanticen la continuidad y aplicación práctica de lo aprendido en la realidad del trabajo del día a día.


De las cinco competencias detectadas en el P.A.D.R.E.® de servicio, la innovación fue la escogida para esta primera prueba piloto por la importancia que tiene para este cliente. Crear, evolucionar, transformar, modificar, mejorar, en definitiva, innovar.


Se puso así de manifiesto que la innovación es inherente a todos, independientemente de en qué consista el trabajo desempeñado. El entrenamiento se centrará en las siguientes etapas: desmitificar la innovación, la innovación como ejercicio colectivo y, por último, la innovación al alcance de todos.


Cualquier persona que lo desee puede innovar, pero sin olvidarse de que se trata de un ejercicio colectivo ya que este proceso no es cosa de uno, sino del conjunto de las diferentes ideas, conocimientos y puntos de vista. Es la suma de un todo y, que además está al alcance de todos.


“La actitud brillante, la inteligencia de las personas, la atención, la planificación y la energía” son algunos de los aspectos que Richard Brown ha destacado de los participantes.


Tras el resultado exitoso del taller, se han arrancado unas reuniones para explorar posibles vías de acción para que más personas se sumen al crecimiento.


La filosofía que persiguen estos talleres competenciales es demostrar que el desarrollo competencial es igual de importante que lo es el técnico para las empresas.





20 visualizaciones

“—Adiós —dijo el zorro—. He aquí mi secreto, que no puede se