top of page
  • Foto del escritorbeonit

La sostenibilidad está de moda

Actualizado: 10 feb 2022

La logística ha pasado de ser un centro de coste a ser un generador de valor y fidelización.

  • La sostenibilidad es un factor estratégico en las compañías del s.XXI

  • Más del 8% del PIB español corresponde al sector de la logística y del transporte

  • Los procesos eficientes y sostenibles los crean las personas, el verdadero valor.


Muchas compañías ya han empezado a posicionar la sostenibilidad como un factor estratégico a largo plazo, porque el futuro o es sostenible o no es. Las empresas que claramente se han posicionado estratégicamente hacía lograr una cadena de suministro eficiente y sostenibilidad obtienen resultados positivos inmediatos en materia de mejora de la reputación y fortalecimiento del vínculo con los empleados y proveedores.



Los últimos datos sitúan a España en una posición positiva respecto a lo que supone la logística y el transporte para nuestro país, y lo que representa estratégicamente en el futuro más próximo. Más del 8% del PIB español corresponde al sector de la logística y del transporte y algo más del 2% de ese 8% a todo lo relacionado con e-commerce. Conviene recordar que el comercio electrónico en el último año ha supuesto un volumen de cerca de 50.000 millones de euros, volviendo a situar a los productos textiles en tercera posición de importancia. La primera y segunda posición la ocupan productos relacionados con reservas como viajes, hoteles, etc.


Más de un millón de personas trabajan en empresas del sector logística y transporte. La cadena de valor de la industria de la moda es tremendamente compleja y larga, además de contar con muchos grupos de interés. Para hacernos una idea, cualquiera de las prendas de vestir que tenemos en nuestro armario, puede llegar a recorrer más de 2.000 km y pasar por más de 15 grupos de interés, antes de llegar a nosotros, lo que nos da una idea del impacto de esta industria en el mundo y de lo importante que es ser eficiente.


Volviendo a la logística (Supply Chain), en la última década lo que llamamos logística y transporte ha pasado de ser un centro de coste a ser un generador de valor y fidelización, un área que permite diferenciarte de la competencia y por tanto permite a las empresas ser más competitivas.


Durante este tiempo, las empresas se han enfrentado a numerosos cambios en los modelos operativos, de ubicación de centros de distribución y de gestión, y también se introdujeron en una gran revolución, la transformación digital, impulsada este último año por la Covid, y que hoy es punta de lanza en muchas de ellas. No obstante, y sobre los puntos anteriores las empresas han podido focalizarse con más o menos intensidad, en cambio, hay dos puntos sobre los que ninguna compañía logística que quiera, no mantenerse, sobrevivir, debe abordar, que es la eficiencia y sostenibilidad medio ambiental, económica y social.


Nada de lo anterior sería posible si no garantizamos unas políticas laborales adecuadas y favorables para las personas, donde garanticemos las correctas condiciones laborales, la formación, el bienestar y desarrollo profesional, y apostemos decididamente por las personas triple A (Aptitud, Actitud, Altitud), porque los procesos eficientes y sostenibles los creamos las personas, que somos los verdaderos creadores de valor en las empresas.